Quaerendo Invenietis

RENNES-LE-CHÂTEAU I

El diablo que esconde el tesoro.

Si la medida de la gravedad de un cuerpo se midiese por el número de los objetos que atrae, entonces Rennes-le-Château es un auténtico agujero negro entre los lugares misteriosos y enigmáticos de la tierra.

Lionel Fanthorpe

Esta es una buena forma de definir a este pequeño pueblo francés y los misterios que lo rodean.

Rennes-le-Château no es un gran pueblo, no tiene grandes construcciones o impresionantes ruinas con las que maravillarse, lo que realmente esconde es un gran misterio, del cual se ha especulado y se han desarrollado teorías de las más racionales a las más absurdas, misterio que se ha relacionado con los caballeros templarios, cátaros, celtas, visigodos, merovingios, reyes, papas, familias nobles, sociedades secretas, masones, rosacruces y lo más sorprendente, Jesús de Nazaret y María Magdalena.

Cientos de libros, bestsellers como El Enigma Sagrado o El Código Da Vinci están inspirados en la historia de este pueblo, decenas de películas y documentales, miles de artículos en Internet y páginas Web dedicadas a su leyenda, y visitado cada año por decenas de miles de personas del mundo entero.

Querer resumir la historia de este pueblo en unas pocas líneas es casi un insulto, mi intención no es la de abusar de la paciencia del lector con datos e investigaciones, sino la de dar a conocer este maravilloso lugar y enfocar su historia desde un punto de vista objetivo y coherente lo que me obliga a extender estos artículos haciendo un recorrido por la historia tal y como nos la han contado, como han evolucionado las leyendas y mitos, hacer un recorrido por el pueblo analizando sus códigos y dando finalmente una opinión personal desde un punto objetivo desarrollado gracias a una larga investigación y  a un sin fin de visitas al lugar, recorriendo la aldea y los alrededores.

Así pues, lo primero y mas importante es conocer la historia que ha hecho que este pueblo sea la cuna de una gran misterio a raiz de los siguientes hechos:

 

Vista aerea de Rennes-le-Château

Colgado de una colina en el sur de Francia, en la región del Aude, en la zona conocida como el Languedoc, se encuentra Rennes-le-Château. Una zona montañosa y de profundos valles adornada por la visión nevada de los pirineos.

Para acceder al pueblo hay que llegar a Couiza y subir una escarpada y estrecha carretera que serpentea hasta la cima y allí, Rennes-le Château, con su viejo castillo que perteneció a las familias Voisins y Hautpoul, su iglesia, consagrada a Maria Magdalena en 1059 y construida sobre una antigua capilla de la época visigoda donde se dice, tuvo lugar el matrimonio de Dagoberto II con Gisele de Razes y una treintena de casas viejas habitadas otrora por pastores y gentes del campo.

El pueblo ha estado bajo el control de celtas, romanos, paganos, visigodos, merovingios, cátaros y ha sido siempre considerado según las leyendas, un lugar sagrado, cuna de ocultos tesoros entre los que se incluiría, ni más ni menos, el mismísimo Santo Grial.

 

Chateau Hautpoul.

El 1 de junio de 1885 Francois Bérenger Saunière fue nombrado párroco de su iglesia. El pueblo contaba con 300 habitantes y pronto se dio cuenta del estado de pobreza y ruina de su parroquia.

Las casas del pueblo estaban desvencijadas, no existía suministro de agua potable, su sueldo era bajo y se vio forzado a subsistir a base de la caza y pesca que el mismo capturaba.

La rectoría está en mal estado y es insalubre, por lo que tiene que alojarse en casa de los Dënarnaud, donde habita su hija Marie, quien acabaría siendo la ama de llaves del párroco, su confidente y quién sabe si algo más…

Bérenger Saunière     y      Marie Dénarnaud

En 1887 gracias a donaciones y a un supuesto préstamo del ayuntamiento, Saunière inicia la restauración de la iglesia. El cura manda retirar la losa del altar que está muy deteriorada, sustentada por dos pilares de la epoca Carolíngia y ¡¡SORPRESA!!! En uno de estos pilares, que escondía un pequeño habitáculo, se dice que se encontraron unos tubos de madera sellados con cera que contenían cuatro pergaminos, dos de ellos eran largas genealogías muy antiguas de líneas de sangre, los otros dos eran manuscritos en los que se leían párrafos de los evangelios escritos en latín.

 

Pilar Carolíngio donde se dice, se encontraron los pergaminos, hoy en el museo de RLC.

El primero de los pergaminos, tomado del evangelio de san Juan ( XII, 1-12) es el que relata la visita de Jesús a Betania, a casa de Lazaro, Marta y Maria Magdalena.

 

Manuscrito 1

El segundo contiene la parábola de las espigas frotadas el día del sábado judaico tomado de los evangelios de san Lucas ( VI, 1-5), de san Mateo ( XIII, 1-8 ) y de san Marcos ( II,23-28 ).

 

Manuscrito 2

Hay discrepancias entre si estos pergaminos se encontraron en el pilar que sustentaba el altar o en el balaustre que sustentaba el púlpito, pero todo parece indicar, y yo así lo creo, que el capellán Captier durante los trabajos de restauración habría encontrado en un compartimiento disimulado en capitel del balaustre que sustentaba el púlpito, una pequeña vasija de cristal con un pergamino, y que este se lo entregó a Sauniere.

 

Marcel Captier, bisnieto del capellán nos muestra el habitáculo del balaustre, foto extraída de El secreto de Rennes-le-château – Patricia y Lionel Fanthorpe.

No existen copias de este pergamino ni de sus anotaciones, se dice que después de estos descubrimientos, Berenguer Sauniére  acude al obispo de Carcasonne Félix-Arséne Billard a quien le muestra los pergaminos, este, a su vez, decide mandar a Saunière a Paris, pagando los gastos del viaje y con una misiva para ser recibido por el padre Bieil, director de Saint-Sulpice.

A la llegada de Sauniere, Bieil examina cuidadosamente los pergaminos quien ruega que le sean confiados durante 8 días para poder ser examinados por especialistas. Uno de estos especialistas era el resobrino de Bieil, Emile Hoffet quien, con veinte años está interesado en la edad media, habla varios idiomas y estudia paleo-grafía y criptografía.

A los ocho días de su estancia en Paris Sauniére vuelve a ver a Bieil, quien le informa de que los pergaminos estaban cifrados y contenían una clave oculta, uno de ellos bajo un cifrado muy complejo, pero cuyo desciframiento daba como resultado las siguientes claves:

El primer manuscrito tiene una codificación muy compleja, el texto ha sido cifrado mediante una sustitución a doble clave y luego por una transposición de las letras mediante el movimiento del caballo en dos tableros de ajedrez. Al cifrado propiamente dicho el autor agregó algunos jeroglíficos y además fueron cometidos intencionadamente algunos errores ortográficos para frustrar a los descifradores con falsas pistas. El resultado de su descifrado es el siguiente:

BERGERE  PAS  DE  TENTATION  QUE  POUSSIN  TENIERS  GARDENT  L  CLEF PAX   DCLXXXI  PAR  LA  CROIX  ET  CE  CHEVAL  DE  DIEU  J´ACHEVE  CE DAEMON   DE  GARDIEN   A  MIDI   POMMES   BLEUES

PASTRORA SIN TENTACION QUE POUSSIN Y TENIERS  GUARDAN  LA CLAVE PAZ 681 POR LA CRUZ Y ESTE CABALLO DE DIOS (COMPLETO O DESTRULLO) A  ESTE  DEMONIO GUARDIAN A MEDIO  DIA  MANZANAS  AZULES

Si observamos detenidamente el manuscrito 2 nos daremos cuenta de que hay letras que están desplazadas un poco por encima del resto del texto. Estas letras forman la siguiente frase:

A  DAGOBERT  II  ROI  ET  A  SION  EST  CE TRESOR  ET  IL  EST  LA  MORT

“DE DAGOBERTO II REY Y A SION ES ESTE TESORO, Y ES LA MUERTE (O Y EL ESTA ALLI MUERTO)”

Saunière era un erudito en el conocimiento histórico de  la zona y algún sentido debían tener aquellos mensajes, puesto que antes de su regreso al pueblo, el cura acudió al Louvre y compró, se dice, la reproducción de tres cuadros exhibidas en este.

Una de estas copias era la del cuadro de Nicolas Poussin “Los Pastores de Arcadia”, otro parece ser  que era una representación de “San Antonio el Ermitaño” de David Teniers, el tercero se desconoce.

 

Cuadro de Nicolas Poussin – Los Pastores de Arcadia

En el cuadro de Los Pastores de Arcadia observamos a tres pastores y a una misteriosa dama junto a una tumba, uno de los pastores esta arrodillado frente a esta y señala una inscripción grabada en la piedra “ET IN ARCADIA EGO” la traducción seria algo así (en la arcadia estoy) o (incluso en la arcadia existo) ¿Qué significa esta inscripción? ¿Qué relación tiene este cuadro con los pergaminos? ¿Qué secreto o clave hay escondida en el cuadro? Este cuadro está actualmente expuesto en el Louvre.

Se dice que en el fondo montañoso del cuadro se representa la zona de Rennes-le-Château, y esto no sería más que una leyenda de no ser porque muy cerca de Rennes-le Château, entre la carretera que une Serres y Arques existio una tumba exactamente igual a la del cuadro y cuyo fondo similar al del cuadro, y donde, además, se puede observar la colina donde se encuentra Rennes-le-Château. He de decir a este respecto, que cuando visité la tumba de Pontils y aunque en la foto no se aprecie demasiado, el fondo montañoso “in situ” es espectacularmente parecido al del cuadro, aunque no idéntico.

Fondo montañoso detrás de la tumba que está entre Serres y Arques.

 

Tumba que se encuentra en la carretera a la salida de Serres – Arques, antes y en la actualidad.

La tumba, que era visible desde la carretera, se encuentra dentro de una finca privada, y se dice que en el año 1988 su dueño, harto de visitas y profanaciones de los buscadores de tesoros la destruyo, dinamitándola. Lo cierto es que la tumba sigue existiendo, lo que ha desaparecido es el sarcófago de piedra que la cubría, de forma que ya no es visible desde la carretera y su localización resulta más compleja. Aún así, con un poco de suerte, podemos descubrir su ubicación, y ver el estado actual de la misma, e incluso un servidor ha tenido la suerte de ver su interior.

Capa de cemento que cubre la tumba y su interior a finales del año 2012 (foto Xavi Bonet)

¿De quién es esta tumba tan misteriosa? Por increíble que parezca, hasta la fecha no se sabe exactamente el año de su construcción, ni quien hay enterrado en ella. Se especula que un soldado americano llamado Louis Bertram Lawrence vino a Francia en  1916 y se quedó en la zona pasada la Primera Guerra Mundial, adquirió estos terrenos donde más tarde construyó la tumba y enterró a su madre y a su abuela. Pero, ¿cómo podría pintar pues Poussin en 1640 un cuadro de una tumba que se construyó siglos mas tarde? ¿Qué relación guarda esta tumba con nuestro misterioso cura?

A su regreso de París, Sauniere  manda levantar una losa que se encuentra en la iglesia delante del altar. La losa está esculpida por su cara oculta, hoy día es conocida como “la Losa de los Caballeros” y puede verse en el museo del pueblo. En el hueco que deja libre la losa se descubre una fosa donde hay dos esqueletos y una olla llena de objetos brillantes. En ese momento, Saunière manda salir a los albañiles de la iglesia so pretexto que ya era hora de comer, se queda solo y se encierra en la iglesia. Al día siguiente, de vuelta al trabajo, los obreros descubren que la fosa está vacía, a preguntas de estos a Sauniére sobre la olla, este responde que son medallas sin valor, pero no se lo creen, pues antes de salir de la iglesia el día anterior les había dado tiempo a ver que eran Luises de Oro.

Se dice que el grabado de la losa es de la época Carolingia o Merovingia, en la que se puede ver, bajo dos arcos romanos, a la izquierda a un caballero de pié que le está dando de beber a su caballo y a la derecha a un guerrero en su caballo donde parecen distinguirse dos cabezas.

Hay varias teorías sobre el grabado de esta piedra, una es que podría tratarse del escudo templario de los dos jinetes a lomos de un caballo, pero la losa parece ser anterior a esta época y además solo se distingue claramente un jinete que parece portar algo.

Otra teoría dice que se trata de un caballero con un niño en brazos, y que podría representar el rescate de Sigeberto IV, hijo de Dagoberto II, que habría sido salvado de las manos de sus asesinos cuando en el año 679 se urdió el plan para asesinar a Dagoberto II y su descendencia, con la intención de acabar con la dinastía merovingia. No se sabe a ciencia cierta que suerte corrió Sigeberto IV.

La Losa de los Caballeros en el museo de Rennes-le-Château

Saunière, acompañado de su ama de llaves Marie Denarnaud, inician pues una laboriosa búsqueda por los alrededores de carácter casi arqueológico. El cura lleva a la espalda colgado un canasto, que a su regreso trae lleno de piedras. El extraño comportamiento del cura levanta los murmullos en el pueblo que no comprende el origen de su búsqueda, algo que solo el conocía y que no tardó en dar sus frutos.

Entrada al cementerio adosado a la iglesia

No muy lejos, en el cementerio que esta adosado a la iglesia, el cura se da cuenta de la extraña inscripción que hay en una de las tumbas. Es la tumba de la Marquesa de Hautpoul y sobre la losa, en una mezcla de latín y griego puede leerse la inscripción  “ET IN ARCADIA EGO”, increíble!!! la misma inscripción que en el cuadro de “los Pastores de Arcadia” de Nicolas Poussin. No menos extraña es la lápida cuyo epitafio esta grabado de un modo un tanto extraño.

Interior del cementerio de Rennes-le-Château.

El cura la emprende entonces con el cementerio, por las noches, en compañía de Marie, hace desaparecer por completo la tumba de la Marquesa, se afana a base de cincel y martillo en borrar las inscripciones de las lapidas y recoloca varias de las tumbas del cementerio so pretexto de que era necesaria una reforma para eliminar viejas tumbas ya que el cementerios se estaba quedando sin sitio. El pueblo presentó una carta quejándose al ayuntamiento.

Lápida y losa de la tumba de Marie de Negre Dables

Puede uno preguntarse pues, si el cura se afanó tanto en borrar las inscripciones de las losas, ¿cómo se sabe su inscripción?

Parece ser que Saunière no borro ni destruyo las losas hasta años mas tarde de su descubrimiento y un tiempo antes en una excursión realizada a Rennes-le-Château  por una asociación arqueológica, estos habrían tomado nota de las inscripciones tan peculiares de estas losas que se encontraban en un rincon del cementerio,  con el aliciente de que además, pertenecieron a la tumba de una dama de la nobleza.

Boletin de la S.E.S.A.publicado el 25 de Junio de 1905, en el museo de Rennes-leChâteau.

La inscripción quedó reproducida en el Bulletin de la société des études scientifiques de l´Aude, donde Elie Tisseyre narra en su cronica como en un rincon del cementerio encontraron la lapida: “Una visita al cementerio nos hizo descubrir en una esquina una ancha losa, rota por la mitad, donde se podía leer una inscripción grabada muy torpemente. Esta losa mide 1’30m por 65cm” esta lapida viene reproducida en dicho boletin.

Reproducción de la lapida en el boletin de la S.E.S.A.

Por otra parte se conoce el contenido de las inscripciones en la losa horizontal de la tumba de la Marquesa, gracias al trabajo de de Ernest Cros, quien hizo una reconstrucción gracias a los testimonios orales de los habitantes de RLC. Según ellos existían las cuatro palabras Reddis, Cellis, Regis, Arcis, así como la flecha vertical que las separa y , el signo P.S y la inscripción Prae-cum.

Testimonio de Erest Cros.

También se dice que la inscripción de la losa quedo reproducida en una obra de un tal Eugéne Stublein llamada Pierres gravées du Languedoc, una obra dificilisima de encontrar y de la que a dia de hoy nadie parece haber encontrado ningún ejemplar.

——————————

Hagamos un pequeño paréntesis para analizar estas inscripciones:

La lapida de la tumba de la Marquesa parece presentar bastantes faltas de ortografía y errores:

La traducción  del texto seria el siguiente: Aquí yace noble Marie de Negre Dables dama de Hautpoul de Balnchefort fallecida a la edad de  sesenta y siete años el 17 de enero de 1781 descanse en paz.

La frase empieza con la palabra CT que deberia ser CI,  se cambia la (I) por una (T)

La “e” del final de NOBLe es minúscula (e)

La “m” de Marie esta separada del nombre (M)

En la palabra NEGRe la “e” vuelve a ser minúscula (e)

La palabra DARLES debería ser DABLES se ha sustituido la B por una  (R)

La “e” de De también es minúscula (e)

En la palabra SEpT es minúscula la (p)

En los números romanos que nos indican el año, la C de cien se ha cambiado por una (O)

Obtenemos cuatro mayúsculas y cuatro minúsculas con las que se forman las palabras MORT epee (MUERTE espada) parece ser que MORTEPEE, todo junto formaría la palabra clave necesaria para descifrar el Manuscrito I.

Hay otro error muy significativo, en la frase REQUIES  CATIN  PACE hay un error que es imposible pasar por alto. La frase correcta seria REQUIESCAT  IN  PACE, al separar CAT de la primera palabra y unirlo a IN se forma CATIN. Este error no tendría mayor importancia si no fuera porque CATIN significa ¡PROSTITUTA! la curiosa denominación que se atribuye a María Magdalena en los evangelios y a quien está consagrada la iglesia del pueblo.

Pero hay algo mucho mas sorprendente en el epitafio de la lapida de la Marquesa, y es que dicho epitafio, añadiendo las letras PS PRAECUM de la losa de dicha tumba, es una anagrama perfecto del mensaje descifrado del Manuscrito 1. Es decir, con las letras del epitafio …CT GIT NOBLE… mas las letras de PS PRAECUM podriamos formar perfectamente la frase BERGERE PAS DE TENTATION…

Vayamos ahora con la losa:

En la losa podemos leer la famosa frase ET IN ARCADIA EGO, en una mezcla de latín y griego. Su significado como ya hemos dicho es EN LA ARCADIA ESTOY.

Esta frase es un anagrama de otra frase, I TEGO ARCANA DEI cuyo significado es YO GUARDO LOS SECRETOS DE DIOS.

En la parte superior se ven dos iniciales rodeadas de un circulo P S, serian las iniciales de una sociedad secreta mística llamada PRIORATO  DE  SION. Se dice que esta sociedad mística fue la que se encargo de fundar a los caballeros Templarios y que desde hace siglos se encarga de salvaguardar en secreto la descendencia de un linaje resultante entre Jesús de Nazaret y María Magdalena. Estas dos letras PS aparecen rodeadas por una linea curva, exactamente las mismas letras y rodeadas por la misma linea aparecen en el manuscrito 2 antes descrito. Podemos observar también que en el manuscrito 2 las ultimas cuatro filas son mas cortas, y las últimas letras de cada fila forman la palabra SION verticalmente. En el Manuscrito 1 tenemos una extraña figura en su parte inferior rodeada por unas letras, si miramos el papel boca abajo veremos que las letras laterales vuelven a formar la palabra SION.

En la parte inferior tenemos las letras PRAE  CUM, (antes con)

A la derecha se ve la extraña inscripción LIXLIXL (no sabemos su significado)

A la izquierda hay quien distingue las iniciales del REX MUNDI, el rey del mundo material, el demonio, como el demonio que nos recibe al entrar en la iglesia.

También tenemos el dibujo de un Pulpo. Da la casualidad de que en el interior de la iglesia de Saint-Sulpice podemos observar un pulpo exactamente igual esculpido en una de las molduras de piedra.

En la parte central tenemos cuatro palabras que se pueden traducir de esta manera:

REDDIS (restituir o recuperar)

REGIS (del rey)

CELLIS (escondido)

ARCIS (colina o fortaleza)

Si sustituimos IS de las palabras por A nos quedaría

REDDA (antiguo nombre de Rennes-le-Chateau)

REGA (te guía)

CELLA (altar mayor)

ARCA (arca o cofre)

Con todo esto se podría formar la siguiente frase:

CELLA  REDDA  REGA  REDDIS  ARCA  REGIS  CELLIS  ARCIS

el  ALTAR  de RENNES te GUIA a RECUPERAR el COFRE del REY  ESCONDIDO en la COLINA

——————————

Todos estos descifrados son el resultado de largas investigaciones, no nos dicen nada claro, son piezas de un rompecabezas, un puzzle del que solo Saunière poseía esa pieza perdida que daba sentido a todo esto y que le guió a encontrar lo que quiera que encontrase.

Sea como fuere, lo cierto es que desde ese momento la vida del cura cambió radicalmente, empezó a dar muestras de una fortuna inagotable y se embarcó en un proyecto de construcciones que cambiarían para siempre la vida de esta pequeña aldea.

El 21 de Septiembre de 1891 Bérenger Saunière anota en su diario “Carta de Granes, hallazgo de una tumba, lluvia por la noche”. Suponemos que este es el día que Sauniére manda levantar la losa de los caballeros del interior de la iglesia donde aparecieron dos esqueletos y seguramente algo mas.

A partir de este momento el cura comenzara unas obras, y no menores, restaura por completo la iglesia de un modo exagerado, extravagante dirían los más devotos. En el timpano de la iglesia pone una llamativa inscripción “Terribilis est locus iste” este lugar es terrible!! y nada más entrar a la iglesia nos recive la estatua de un amenazante y tenebroso diablo. Curiosamente hay quien dice que este diablo es  Asmodeo, el diablo guardian del tesoro del Templo de Salomon. Frente a la iglesia se levantan unos jardines donde el cura construye un calvario, frente a este hace aparecer una imagen de la virgen de Lourdes sustentada por el pilar Visigótico-Carolíngio que antiguamente sustentaba el altar, construye una gruta en honor a la Virgen de Lourdes hecha con las piedras que recogía en sus salidas por los alrededores, arregla la rectoría, adquiere los terrenos que están junto a la iglesia y que se extienden hasta el borde de la colina, construye  una torre neo-gótica  que llama “la Tour Magdala” en honor a María Magdalena y que hoy en día es todo un símbolo. Desde la torre describiendo un ángulo de 90º construye un mirador que finaliza en un invernadero, todo ello decorado por unos inmensos jardines y manda construir una mansión  llamada “Villa Betania” también en honor a María Magdalena (María de Betania).

El diablo Asmodeo nos recive a la entrada a la iglesia.

Entrada a la Iglesia                           –                         Fachada de Villa Bethania

Interior de la iglesia                                 –                             Tour Magdala

Jardines       e       invernadero

Pero el cura va mas allá y no descuida los intereses del pueblo pues arregla la carretera que sube a este y construye un deposito de agua para que el pueblo pueda disponer de agua potable e incluso haría donaciones a las familias mas pobres de la aldea.

Todas estas construcciones el cura las lleva a cabo de una manera muy estricta, en especial el decorado de la iglesia, donde pone especial interés en que todo se haga minuciosamente al detalle de sus peticiones. Incluso él mismo pintaría de su mano parte del bajorrelieve que hoy decora el altar.

Bajo relieve del altar de la iglesia

El cura empieza a realizar misteriosos viajes, se ausenta hasta semanas enteras y se le ve marchar con pesadas maletas que luego trae, se dice,  llenas de dinero. Sauniere no quiere que en las altas esferas eclesiásticas se tenga conocimiento de sus salidas, de forma que para responder al correo que pueda recibir en su ausencia le deja a Marie, su ama de llaves, cartas tipo escritas de su puño y letra, donde lo único que tenía que hacer Marie era poner la fecha de respuesta.

Villa Bethania

Deposito de Agua

A parte de las magestuósas obras llevadas a cabo por Saunière, este empezaría a recibir visitas de gente importante, gente misteriosa e incluso gente de la nobleza que invitados por el cura, se alojarían en Villa Betania y disfrutarían de veladas donde se degustaban suntuosos manjares y exquisitos licores. El pueblo vive impresionado por el tren de vida del cura que ve como lujosos carruajes suben la escarpada carretera para acudir a su cita en la villa de Saunière. Entre los muchos invitados a estas veladas, habría asistido en varias ocasiones la celebérrima cantante de la epoca Emma Calvé, con la que se dice que Saunière habría tenido un romance. También se ve a un misterioso visitante desconocido que dice llamarse señor Guillaume, reconocido por  las gentes del pueblo como el archiduque de Austria-Hungría Jean de Habsburgo.

Enma Calvé

A estas veladas no faltarían otros dos personajes que tienen un importante papel en esta historia, sus colegas y vecinos de dos localidades muy cercanas, el abad Antoine Gélis cura de Coustaussa y el abad Henri Boudet cura de Rennes-les-Bains.

Parece ser que Sauniere solía verse a menudo tanto con Gélis como con Boudet, y que estos tendrían conocimiento del secreto de Sauniere, aunque solo fuera en parte.

Si salimos de Rennes-le-Château y bajamos hasta Couiza tomaremos la carretera que ha de llevarnos a Rennes-les-Bains, a mitad de camino a unos 2 o 3 kilómetros, no más, a mano izquierda nos encontraremos Coustaussa donde vivía Gelis. Este cura era conocido por su desconfianza y solo abría la puerta de casa a su nieta. También tenía reputación de usurero. Vivía solo en la casa parroquial. La noche del 31 de Octubre de 1897 alguien llamo a su puerta y Gélis dejo entrar al visitante. Esa misma noche Gélis es asesinado brutalmente. El asesino le golpeo fuertemente en la cabeza con una herramienta para remover cenizas y luego fue rematado a golpes de podadera. El crimen fue tan brutal que se encontraron salpicaduras de sangre incluso en el techo. Todo parece ser obra de un ladrón pero, si la casa fue registrada no se echó nada en falta, incluso se encontró gran cantidad de dinero que el cura tenía guardado. Además, el asesino, quizá por remordimiento, antes de su huida tuvo tiempo de colocar el cuerpo con los brazos cruzados, en la posición del yacente y la policía encontró un papel de liar cigarrillos con una extraña inscripción, “viva Angelina”. El crimen nunca fue resuelto.

Iglesia y Presbiterio donde fue asesinado Gelis

Si continuamos por la carretera que nos había llevado a Coustaussa, muy cerca, encontramos un desvio a mano derecha y a otros 3 kilómetros encontramos Rennes-les-Bains, conocido por sus termas romanas y lugar donde vive nuestro otro cura amigo de Sauniere, Henri Boudet.

Cuando Sauniere llega a Rennes-le-Château, hace ya muchos años que Boudet se interroga sobre los menhires que dice que rodean su parroquia. Una de estas piedras es la misteriosa roca llamada”la butaca del diablo”.  Escribe un libro narrando sus investigaciones sobre estos menhires llamado “la verdadera lengua Celta y el Cromlec de Rennes-les-Bains”. Es un libro cuanto menos curioso y en él, Boudet, nos narra como los menhires que dice que rodean su iglesia forman un cromlec Celta, y que la verdadera lengua Celta y el origen de todas las lenguas es el inglés moderno. Boudet era un erudito en el conocimiento histórico de la zona y sin embargo hay quien dice que en este libro parece haber escrito un montón de tonterías burdas y sin sentido. No obstante, para los buscadores de tesoros se ha convertido en una guía, una especie de breviario que guarda una clave oculta en su texto y que a través del mapa que incluye, nos  conduce a encontrar el tesoro.

El libro de Boudet y el mapa que incluye dicho libro.

La butaca del Diablo.

Boudet falleció el 30 de Marzo de 1915 y fue enterrado en Axat donde vivió sus últimos años, hoy, su tumba es visible y en ella podemos encontrar la talla de un libro sobre la losa. Sobre este libro se aprecia la inscripción IXOIE, la iniciales griegas de Jesús Cristo de Dios Hijo Salvador. Curiosamente si invertimos esta inscripción aparecen dos números, 3IO XI, como las 310 paginas de su libro y 11, la pagina 11 donde podría estar oculta la clave.

Tumba de Henri Boudet en el cementerio de Axat.

Inscripción sobre el libro tallado en la losa.

Tres curas misteriosos en tres localidades muy cercanas rodeadas de un entorno misterioso.

Así pues, Sauniere parece haberse convertido en un hombre poderoso, toda una personalidad dentro de los círculos de las altas esferas y poseedor de una riqueza inagotable. Pero los años prósperos, de fortuna y de una vida llena de lujos empezarían un declive con la muerte del obispo de Carcasonne Félix Arsenne Billard, quien hasta la fecha y a pesar de tener conocimiento de las actividades y construcciones del cura, en ningún momento pidió explicaciones a Sauniere del origen de su fortuna y prefirió no entrometerse.

En 1902 monseñor Paul-Félix Beauvain de Beauséjour es nombrado obispo de Carcasonne en sustitución del fallecido Billard. Este que no encuentra explicación para la exultante vida de Sauniere le pide que explique el origen de su fortuna. Sauniere se enfurece y responde dando largas y diciéndole a Beaséjour que son origen de donaciones anónimas cuya identidad ni puede revelar ni cree que sean de su incunvencia. Beaséjour no va a permitir que Sauniere se salga con la suya y se inicia en un proceso de denuncias contra Sauniere acusándolo de Simonía (trafico de misas). Sauniere será condenado a una suspensión a divinis  para la diócesis de Carcasonna y de un mes de duración. También se le condena a restituir los honorarios de las misas que no haya realizado (cantidad que no se podía determinar ya que no se disponía de justificantes ni documentación que acreditasen las mismas).

Los litigios se alargarían durante años y así, el 5 de diciembre de 1911, Sauniere es privado de todas sus potestades sacerdotales. Se nombra a un sustituto de Sauniere para la iglesia de Rennes-le-Château, el padre Marty, el cual, al acudir a la iglesia para dar misa se encuentra con que está vacía, ya que los aldeanos prefieren ir a la capilla que Sauniere tiene en Villa Bethania. Sauniere ha sido privado de celebrar el santo sacramento en la iglesia pero nada le impide hacerlo en su propia casa.

El inicio del primer conflicto mundial en 1914 y la decadente salud del cura hacen que cada vez se vuelva más solitario, no ve a nadie y apenas sale de su finca. Se pasa días enteros en su biblioteca situada en la Tour Magdala leyendo, bebiendo ron y ordenando su inmensa colección de sellos. Así, al caer la fria noche de un 17 de enero de 1917 el cura se desploma a la puerta de su maravillosa torre victima de una congestión cerebral. Marie, inquieta porque este no regresa para cenar sale en su busca y se lo encuentra tendido en el suelo. Con la ayuda de dos vecinos consiguen llevarlo a su habitación de Villa Bethania. Gracias a los cuidados de Marie, Sauniere recuperaría la consciencia y viendo que tiene los días contados da ordenes a Marie para encargar un ataúd para él, la ordena quemar ciertos documentos que guardaba en su escritorio y la pide a Marie que lo haga bajo la ventana de su habitación donde el pueda ver que se lleva a cabo su deseo. ¿de que documentos se trataba?

El 21 de enero Saunière manda llamar a su amigo el abad Riviére  párroco de Espéraza para que lo recibiera en confesión. La confesión de Sauniere se alargaría buena parte de la tarde. No se sabe que le confeso Saunière a Riviére pero este salio conmocionado y visiblemente alterado de la habitación, tanto que se negó en ese momento a administrarle los santos sacramentos. ¿Qué le confesó Sauniere al padre Riviére? La confesión de Sauniere fue tan insoportable para Riviére que, según su sobrina, este se encerro obstinadamente tras un muro y se volvió triste y taciturno. ¿tan fuerte era el secreto del que Sauniere le había hecho partícipe? Riviére dará los Santos Sacramentos a Sauniere pos-mortem.

Finalmente Fracois Bérenger Saunière fallecería en Rennes-le-Chateau el 22 de Enero de 1917, olvidado por las personalidades que asistían a sus veladas en villa Bethania y abandonado por sus amistades que tanto se aprovecharon de él.

Los que sí se despiden de él son sus aldeanos, y lo hacen de una forma muy peculiar. El cuerpo de Saunière es colocado en un sillón en el salón de Villa Bethania arropado por un tapete de mesa del que cuelgan unos bolardos. Los aldeanos pasan frente a su cuerpo y las mujeres arrancan los bolardos del tapete llevándoselos en recuerdo de su párroco.

Saunière se lleva su secreto a la tumba, un secreto que solo compartía con Marie, quien sería ahora la encargada de custodiarlohaciendose cargo de los dominios que heredó del cura.

Aquí termina la historia de Saunière, y comienza la leyenda de Rennes-le-Château….   Continuará…

 

Categories: Rennes-le-Château

Leave a Reply