Quaerendo Invenietis

RENNES-LE-CHÂTEAU II, EL MITO

LA HEREDERA DEL SECRETO

Tras la muerte de Bérenger Saunière, tanto el obispo de Carcassonne monseñor de Beauséjour, como las autoridades eclesiásticas esperaban ansiosos la lectura del testamento frotándose las manos con la idea de “pillar cacho”.  Por fin se iba a desvelar a cuánto ascendía la fortuna del párroco y lo más importante, su origen.

A la lectura de este se descubre que Saunière “no tenía nada”, todo estaba puesto a nombre de Marie Dénarnaud. Su finca, sus posesiones, sus bienes, todo,lo dejo puesto a nombre de su ama de llaves. De esta forma tan sutil, Saunière se venga de aquellos que quisieron doblegarle. Aquellos que quisieron truncar su carrera como sacerdote y apartarlo en esta recóndita y perdida aldea. Podemos imaginar su regocijo desde ultratumba viendo como ha conseguido vengarse del obispo y las autoridades eclesiásticas.

De esta forma, Marie Dénarnaud se convierte en la heredera universal de todos los bienes de Saunière. Ahora es a ella a quien le toca custodiar el imperio heredado del párroco y, lo más importante, su secreto.Cabe esperar pues, que Marie tendría una vida plácida, tranquila y llena de lujos, pero nada más lejos de la realidad.

Hasta entonces, a Marie se la denominaba en el pueblo como la “Madonna del cura”, pues Saunière la solía comprar elegantes ropas y sombreros que recibía desde París, lo que la diferenciaba notoriamente de la situación del resto de aldeanos. Esto había forjado los celos entre los vecinos que ahora veían a Marie sola, sin su protector, lo que la transformó en una especie de “viuda” solitaria.

Marie vivió sumida en la tristeza y en la pobreza. Criaba patos, gallinas y conejos en el patio de la casa parroquial. Poco a poco la situación económica se fue degradando. Al año de la muerte de Saunière, en 1918 tuvo que pedir un préstamo de 1.100 francos a uno de sus proveedores agrícolas. Cada vez se le hacía más difícil pagar los enormes impuestos  que la reclaman por sus posesiones, pues hay que destacar, que era la principal contribuyente del pueblo. Constituirá varias hipotecas que nunca llegará a cancelar y finalmente, al no disponer de liquidez, se ve obligada a hacer trueques. Paga sus deudas con los muebles de la finca, las colecciones de postales y sellos que Saunière tenía y con los libros de la biblioteca. Poco a poco, empieza a vaciarse el contenido de la finca.

¿Qué había pasado con la inagotable fortuna? Si Marie era su heredera universal ¿por qué vivía sumida en tal pobreza?

Madame Vidal una de las pocas amigas de Marie, quizás la única, declaró que, en conversaciones con Marie esta le solía decir:

“con lo que el cura había dejado, había para alimentar al pueblo entero durante cien años y aún sobraría”

Naturalmente, madame Vidal le preguntaba entonces que, si eso era así, ¿por qué vivía como una mendiga? A lo que Marie respondía:

que se negaba a tocar nada”

Pero de todas las declaraciones que Marie le hizo a su amiga madame Vidal, la que más le sorprendió es cuando un día le reveló que:

“camináis sobre oro, camináis encima de ello sin saberlo”.

¿A qué se refería Marie? ¿Oro? ¿Un tesoro? ¿Algo de suma importancia que estaba escondido en las entrañas de la colina que sustenta la aldea?

LA LLEGADA DE CORBU

Conforme fueron pasando los años, muchas fueron las ofertas que Marie recibió para vender la finca, pero en el último momento, quizá llevada por la nostalgia, se echaba atrás. En 1942, un industrial de Perpiñán llamado Noël Corbu y su familia buscan un lugar donde alojarse por la zona y un maestro de Bugarach les comenta que la finca del antiguo cura de Rennes-le-Château está en venta. Después de varias visitas al pueblo consiguen entablar amistad con Marie, que, poco a poco se deja seducir por el encanto de esta familia. Así, en 1946 llegan a un acuerdo, Marie nombrará herederos universales a la familia Corbu a cambio de una pensión vitalicia en la finca. De esta forma Marie, que ya contaba 78 años, podría quedarse en la finca donde la familia Corbu se ocuparía de ella hasta sus últimos días.

Marie se convirtió así en una especie de abuela adoptiva de la familia Corbu quien, con cariño, la cuidaba. Noël Corbu se interesó en la historia de Saunière y en muchas ocasiones le preguntó a Marie sobre la extraordinaria vida del cura, aunque Marie no daba respuestas concretas y solía desviar el tema. No obstante, en alguna ocasión le dijo;

“no se preocupe señor Corbu, usted ha sido muy bueno conmigo y algún día, antes de morir, le revelaré un secreto que le hará muy rico y muy poderoso”

De esta forma se fue gestando en la cabeza de Noël la idea de un tesoro enterrado.Lamentablemente, las cosas no iban a salir como el señor Corbu esperaba. El 24 de Enero de 1953 Marie fue víctima de un ataque cerebral que la dejaría paralizada. La muerte de Marie se veía cerca y ésta, agotando las pocas fuerzas que tenia se esforzó en comunicarle algo a Noël, pero su boca solo era capaz de reproducir gemidos y susurros inteligibles. Cinco días más tarde, el 29 de Enero de 1953 la vida de Marie Dénarnaud se apagó definitivamente llevándose su secreto a la tumba. Resulta curioso el paralelismo entre la muerte de Saunière y Marie; los dos sufrieron sendos ataques cerebrales y murieron tras cinco días de agonía.

Marie fue enterrada en el cementerio de Rennes-le-Château al lado de su “querido Cura” tal y como ella había deseado. Se llevó un gran secreto a la tumba, un secreto que quiso conservar tanto tiempo, que por no trasmitirlo a tiempo, se ha perdido quedando oculto quién sabe dónde.

Como es natural, Noël Corbu enseguida se puso manos a la obra, registró hasta el último rincón de la finca, hizo excavaciones,  intentó seguir pistas que le llevaban a los alrededores, pero todo fue inútil. Ni rastro de tesoros ni nada que se le pareciese.

La situación económica de Noël estaba empezando a deteriorarse, por lo que decide reformar Villa Betania y transformarlo en un Hotel Restaurante llamado “La Tour”.

Era una buena idea, Villa Bethania era una casa majestuosa, los clientes podrían disfrutar de paseos por los jardines, las maravillosas vistas desde el mirador, disfrutar de la tranquilidad que ofrecía Tour Magdala para la lectura. Sin duda era un entorno inmejorable, pero Rennes-le-Château no deja de ser una aldea perdida en una colina donde, para acceder, hay que subir una empinada y estrecha carretera llena de baches,  lo que hizo que el negocio no tuviera mucho éxito.

Noël Corbu por los alrededores de Rennes (Foto cedida por PATRICK MENSIOR)

Entonces a Noël se le ocurre la brillante idea de explotar la leyenda del tesoro enterrado para atraer a las gentes hasta la aldea. Y vaya si tuvo éxito. El pistoletazo de salida lo dan tres artículos publicados en un diario local “La Dépêche” a modo de serial. Los artículos se publicaron los días 12,13 y 14 de Enero de 1956 bajo el título La fabulosa historia del cura de los millardos  y que comenzaban con la siguiente frase:

“A un golpe de pico en el pilar del altar mayor, el abad Saunière descubre el tesoro de Blanca de Castilla”

Lógicamente, tanto Noël como quien escribió los artículos (Albert Salomón), se dejaron llevar por el entusiasmo y la fantasía.En el relato  se llega, incluso, a dar una lista del contenido del tesoro, 18 millones y medio de monedas de oro, nada menos, así como joyas y objetos religiosos;también se alude en el relato a la posibilidad del tesoro cátaro, relacionándolo con el Santo Grial, (puede que de ahí le viniera la inspiración a Henry Lincoln). Queda claro pues, que Noël tuvo que fantasear y añadir elementos a la historia para hacerla más sorprendente. La idea tuvo éxito, un éxito inimaginable. Las visitas al pueblo fueron en aumento y la historia del tesoro oculto corrió como la pólvora. Tanto es así que hasta François Mitterrand visitó la aldea en 1981, quince días antes de ser elegido presidente de la República.

El primero de los tresartículos publicados por La Dépêche.

El éxito de estos artículos atrajo a un equipo del canal televisivo ORTF en 1962 para rodar un reportaje que se emitiría bajo el nombre de La roue tourne teniendo al propio Corbu como protagonista enfrascado en uno de los trajes de Saunière y al resto de aldeanos como extras. En el rodaje estuvo presente el director de la biblioteca de Carcassonne René Descadeillas, quien fuera el primero en realizar una investigación seria sobre Rennes-le-Château recogiendo sus pesquisas en sendas publicaciones;Notice sur Rennes-le-Château et l’abbé Saunière y Mythologie du Trésor de Rennes.

Otro hecho curioso fue la entrevista radiofónica que tuvo lugar en RLC en julio de ese mismo año, donde Robert Arnaut junto a Nöel Corbu y Robert Charroux desarrollaron hipótesis sobre el posible hallazgo de Saunière. Robert Charroux era un escritor cazatesoros que en abril de ese mismo año edito un curioso libro titulado “Trésors du monde enterrés, emmures, engloutis” donde narraba brevemente la historia del tesoro de RLC acorde a la leyenda que contaba Corbu. Charroux además presidia una curiosa asociación de buscadores de tesoros llamada Club des Chercheurs de Tresors que contaba con 29 miembros y cuyo requisito para unirse era el de haber encontrado realmente un tesoro escondido.

Años más tarde Noël Corbu vendió la finca y con el dinero obtenido creó una empresa en el Haute-Garonne, donde había comprado el castillo de Saint-Félix. Finalmente, un accidente de coche el 20 de mayo de 1968 pondría fin de forma violenta a su vida.

A día de hoy la aldea sigue siendo visitada anualmente por miles de personas de todo el mundo. Noël Corbu se convirtióasí en la primera persona que dió a conocer la historia de Rennes-le-Château e inventó muchos de los elementos que hoy en día se creen auténticos, dejando para la posteridad una historia que no deja de crecer día tras día.

 

LOS CREADORES DEL MITO

Aquí comienza a gestarse “El Mito” de Rennes-le-Château, desde la muerte de Marie hasta nuestros días, la finca ha pasado por manos de muchos propietarios que la han modificado, la han reformado, la han convertido en hotel, restaurante, y lo que hoy podemos ver, el museo.

Lógicamente todos estos propietarios también han aprovechado para realizar su propia búsqueda del tesoro realizando innumerables excavaciones por todos los rincones de la finca, incluso en el interior de Villa Betania.

Los ventanales que hay en la parte inferior del mirador no son originales de Saunière. Otro hostelero, Henri Buthion picó el muro original y los instaló haciendo de la parte inferior del mirador un comedor con vistas al valle.

No voy a narrar la vida de todos estos personajes y de lo que hicieron en los dominios del abad Saunière,simplemente porque no quiero aburrirles con detalles intranscendentes. Lo que sí es interesante saber es que uno a uno, todos los propietarios que se hicieron cargo de los dominios de Saunière fueron desarrollando teorías de tesoros escondidos, de pistas y claves ocultas en la iglesia, de forma que, un buen día, un periodista y escritor de la zona, Gerard de Séde, haciéndose eco de las leyendas que se comentan sobre el posible tesoro oculto en Rennes-le-Château decide investigar y publica un libro al respecto, El Oro de Rennes o la insólita vida del abad Saunière.

Maqueta de los dominios de Saunière

Este fue el primer libro publicado acerca de esta historia(1967), el detonante de todo lo que vendría después. En este libro, De Séde recoge las primeras pistas y las fotos de la finca tal y como la dejó Saunière. Hoy en día, el vandalismo y los buscadores de tesoros han hecho estragos en las construcciones y han producido daños irreparables en las mismas.

De Séde también consiguió publicar las fotos de los supuestos pergaminos que Saunière encontró en su iglesia, estos gracias a dos personajes muy influyentes en esta historia, Pierre Plantard de Saint Claire  supuesto Gran Maestre del Priorato de Sión, y el marqués Phillippe de Cherisey, dos señores poco fiables pero no por ello menos importantes. De hecho, hoy es sabido que estos dos pájaros son los instigadores en la sombra del mito creado sobre Rennes-le-Château.

El Priorato de Sión lo creo el propio Pierre Plantard en 1956 y los pergaminos que Gerard de Séde muestra en su libro son una creación de Philippe de Cherisey. Toda la información que muestra Gerard de Séde en este libro es ofrecida por estos dos tipos. Para conocer a fondo quien fue Pierre Plantard y qué es realmente el Priorato de Sión recomiendo la lectura del libro Prohibido Excavar en Este Pueblo de Óscar Fábrega, una impresionante obra de investigación en la que se explica con claridad y paso a paso como se creó esta “sociedad secreta” y su implicación con el secreto de Rennes-le-Château.

Pierre Plantard y Philippe de Cherisey

La publicación del libro de de Séde causa furor, los buscadores de tesoros empiezan a rondar la aldea como las hormigas a un hormiguero. Se suceden las excavaciones por todos los rincones, sin que se siguiesen pistas ni indicios, cualquier rincón era bueno para hacer un agujero. Un buen día, un iluminado víctima de una broma no tuvo mejor idea que hacer una excavación a base de dinamita. La explosión hizo que sobre la aldea cayera una insólita lluvia de piedras ante la incredulidad de los aldeanos. Esto colmó la paciencia del Ayuntamiento que aprobaría un decreto que se recoge en un cartel que hoy puede verse a la entrada del pueblo; “Les fouilles sont interdites sur le territoire de la commune de Rennes-le-Château”  Prohibidas las excavaciones en todo el término de Rennes-le-Château, decreto del 28/07/65.

La publicación del libro de De Séde hizo de reclamo para los buscadores de tesoros, pero lo que estaba por venir sería como las plagas a la cosecha. Tres investigadores, Michael Baigent, Richard Leigh y Henry Lincoln hacen un impresionante trabajo de investigación y publican un primer libro, “The Holy Blood & The Holy Grail” en España titulado “El Enigma Sagrado”(1982).El libro no sólo se convierte en un Best Seller, si no que caería como una auténtica bomba de racimo entre la población, causa conmoción y escandaliza a las autoridades eclesiásticas y al Vaticano. Los investigadores desarrollan la teoría sobre la posible descendencia resultante del matrimonio entre Jesús y María Magdalena. Según la tradición, María Magdalena consiguió llegar a las costas Galas arribando a la Provenza trayendo en su vientre un hijo de Jesús, en este caso una hija, Sara, quien más tarde se enlazaría con la realeza francesa dando origen a una especie de linaje real sagrado.

Esta descendencia secreta habría originado un linaje de reyes, los Merovingios, cuya estirpe habría sobrevivido hasta nuestros días protegido por una orden mística secreta llamada, casualmente, Priorato de Sión. Estos investigadores deducen que lo que realmente encontró Saunière no fue un tesoro, si no las genealogías y documentos que demostrarían tal teoría, y que Saunière podría haber vendido tales documentos al Vaticano, haber comprado su silencio o, incluso, haberlo chantajeado. De nuevo la influencia de Pierre Plantard vuelve a estar detrás de esta publicación, pues Henry Lincoln en su investigación acerca del mítico Priorato de Sión, se cita varias veces con Pierre Plantard, quien le muestra supuestos documentos verdaderos que demostrarían la existencia ancestral de esta sociedad, y que sería portadora junto con los Templarios de un secreto sagrado. Estos documentos y la información que Pierre Plantard da a Henry Lincoln en sus entrevistas son el detonante para que estos investigadores desarrollen la teoría de la existencia de un linaje sagrado.

Henry Lincoln  junto al autor, octubre de 2012.

A raíz de la publicación de este libro, ya no sólo los buscadores de tesoros rondaban la aldea, sino que también se convirtió en lugar de peregrinación, donde buscadores del Santo Grial compiten con los que buscan la tumba de Jesús de Nazaret y María Magdalena. Videntes, sectas y grupos esotéricos hacen todo tipo de  rituales buscando experiencias con el más allá.

Por si todo esto no era bastante, en el año 2003 un escritor, Dan Brown, publicó una novela inspirada en el libro y las investigaciones de Baigent, Leigh y Lincoln. Este libro se llamó El Codigo daVinci. Pocas son hoy las personas que no conocen esta obra, la hayan leído, visto el film o simplemente de oídas, aunque no todo el mundo conoce su origen. Se han vendido más de 80 millones de ejemplares de este libro y se ha  traducido a 45 idiomas, aunque no ha estado exento de censuras, críticas e incluso su autor ha recibido amenazas de muerte.

No son ni mucho menos los únicos escritores e investigadores que han escrito libros con sus investigaciones y teorías sobre la historia de Rennes-le-Château. A día de hoy se han escrito cerca de 1000 obras al respecto, cada una con sus conclusiones y teorías, aunque muchos de estos libros no son rigurosos ya que, la mayoría se basan en las aportaciones de los primeros libros como los De de y Baigent, Leigth y Lincoln.

Algo encontró este cura de sumo valor. ¿Un tesoro? ¿Documentos de gran importancia? ¿El tan buscado Santo Grial? ¿La tumba de Jesús? ¿La tumba de María Magdalena? A día de hoy sigue siendo un misterio, nadie sabe exactamente que encontró Saunière. Su secreto, tanto Saunière como Marie se lo llevaron a la tumba, pero en su legado nos habrían dejado pistas, códigos cifrados que dejan entrever que este secreto podría estar oculto todavía bajo los muros y la calles de esta pequeña aldea o en sus alrededores.

Lógicamente la creencia de que en las construcciones de Saunière y en la iglesia existen códigos y claves ocultas que nos conducen al “posible” tesoro son parte del mito creado por ciertos investigadores pero mi obligación, como parte de esta historia es buscarlos, analizarlos y dar una opinión sincera, honesta y fundamentada en la medida de lo posible.

Por muy descabelladas que puedan parecernos todas las teorías que se han desarrollado a partir de la vida de este singular cura, todas están fundadas en las pistas y posibles códigos ocultos que Saunière nos habría dejado en sus construcciones. Esta será mi próxima misión. En el siguiente artículo haré un recorrido por la aldea, visitando los dominios de Saunière y los alrededores, analizando las inscripciones y pistas ocultas en estos y veremos las interpretaciones más interesantes a las que muchos investigadores han llegado. Continuara…

 

Categories: Rennes-le-Château

Leave a Reply