EL EXORCISTA DEL LAGO NESS…

EL EXORCISTA DEL LAGO NESS…

14 julio, 2018 0 Por Juan Carlos

EL EXORCISTA DEL LAGO NESS…

 

 El Lago Ness es uno de los lugares misteriosos mítico del planeta, conocido especialmente por la  leyenda de Nessie, el monstruo que allí habita o habitaba. Esta leyenda, como es normal en estos casos, ha dado pie a un sin fin de teorías sobre el origen de dicha criatura, al mismo tiempo que se han sucedido otro tipo de sucesos extraños, como el avistamiento de OVNIS, encuentros con extraños seres e.t.c…

Dentro de las muchas teorías sobre el origen del monstruo de las profundidades del lago, el reverendo -hoy fallecido- Donald Omand, pastor anglicano que hacía las veces de exorcista, discrepaba sobre la noción de que este pudiese ser algún tipo de animal prehistórico e incluso cualquier tipo de criatura viviente y sostenía, que toda la fenomenología entorno al lago, se debía a la actuación maliciosa del demonio.

El escritor Frederick William Holiday (Ted) había pasado años investigando a orillas del lago y de alguna forma, compartía las teorías de Omand. En 1973 escribió un libro llamado “The Dragon and the Disc” en el que rebatió las teorías biológicas sobre la criatura, aconsejando a los investigadores que considerasen la intervención de fuerzas sobrenaturales y la actuación de visitantes del reino de lo paranormal.

Así, Omand y Holiday se citaron para charlar y cambiar impresiones sobre sus investigaciones. En el encuentro, una de las cosas de que hablaron, fue del extraño suceso narrado por el escritor sueco Jan-Ove Sundberg que tuvo lugar a orillas del Lago Ness el 16 de agosto de 1971. Aquella tarde, Sundberg había decidido tomar un atajo a través del bosque y se había perdido. Mientras caminaba entre los árboles, vio una máquina sumamente extraña; “Tenía forma de un cigarro de color gris negruzco, de unos doce metros de longitud  y descansaba sobre el suelo a unos cien metros de donde yo me encontraba.”

Sundberg afirmó haber visto tres figuras saliendo de entre los matorrales, vestidas todas ellas con una especie de traje submarinista y casco. En un principio pensó que eran técnicos de una central eléctrica próxima, pero al cabo de un rato, los personajes entraron en el aparato por una escotilla situada en la parte superior, el aparato se elevó del suelo unos diez metros y se alejó a gran velocidad. Cuando Sundberg regresó a Suecia, dijo haber sido perseguido por ciertos personajes misteriosos vestidos de negro y sufrió una crisis nerviosa.

Jan-Ove Sundberg

 En aquella semana de 1971, se recogieron numerosos testimonios de avistamientos OVNI cerca del lago, no obstante, en el lugar donde Sundberg decía haber visto el extraño aparato, los investigadores encontraron un bosque tan denso, que hubiese resultado imposible hacer aterrizar un objeto mayor que una caja de cerillas. Quedaba claro que Sundberg estaba convencido de haber tenido un encuentro con un OVNI, pero también parecía indudable, que el incidente no había ocurrido como él creía. ¿Habría sido víctima de algún tipo de alucinación sobrenatural provocada por la acción de algún ser maligno?

Partiendo de esta teoría, Omand y Holiday viajaron juntos al Lago Ness el 2 de junio de 1973, para realizar una serie de exorcismos en cinco lugares distintos alrededor del lago:

“Haz, por el poder otorgado a Tu humilde siervo, que este lago y las tierras contiguas sean liberados de todos los malos espíritus, de todas las imaginaciones vanas, de proyecciones y fantasmas y de todos los engaños del maligno. Oh Señor, somételos a las órdenes de Tu siervo, a su voluntad, para que no dañen al hombre ni al animal, sino que vuelvan al lugar que les está destinado y permanezcan para siempre en él.”

Donal Omand realizando un exorcismo en el Lago Ness

Holiday no era una persona religiosa, pero llego a declarar, que sintió una clara tensión en la atmósfera; “Fue como si hubiésemos levantado unas palancas invisibles y estuviésemos esperando el resultado.”

El martes siguiente, Holiday decidió investigar el relato de Sundberg sobre el OVNI y para ello, decidió visitar a Winifred Cary, una médium que vivía cerca del lago, próximo al lugar donde tuvo lugar el avistamiento de Sundberg. El marido de Winifred era comandante de la Royal Air Force y ambos, habían visto OVNIS en aquel sector del lago y aconsejaron a Holiday que no se acercase por allí; “He leído sobre personas que han desaparecido, puede que sean tonterías, pero yo no iría”, concluyó la vidente.

Holiday decidió no ir al lugar de la visión de Sundberg, pero a la mañana siguiente, cuando este salió para realizar un recado sin importancia, se sorprendió al ver a un extraño personaje. Era un hombre vestido completamente de negro que permanecía inmóvil a unos treinta metros de distancia de él. Holiday caminó firmemente en dirección a aquel hombre y cuando llegó a su altura, anduvo unos pasos más allá. Después giró la cabeza y puso su mirada en el lago escasos segundos, cuando, de repente, escuchó tras de sí un curioso sonido, como un susurro o un silbido. Se volvió rápidamente pero no vio nada. El misterioso personaje vestido de negro había desaparecido.

Ted Holiday

Al escuchar aquel relato, el reverendo Omand comentó que trataría de exorcizar al pertinaz fantasma vestido de negro en su próxima visita al Lago Ness. Por su parte, Holiday regresó en 1974, y al aproximarse al lago, muy cerca de donde tuvo el encuentro con el hombre de negro, sufrió un ataque al corazón que no resultó mortal. Un segundo ataque en 1979 acabó con la vida de Ted Holiday.

Por su parte, Donald Omand  regresó nuevamente al Lago Ness para continuar con sus exorcismos. Incluso grabó uno delante de un equipo de la BBC. Casualidad o no, parece que gracias a los rituales que llevó a cabo el reverendo, disminuyó temporalmente la actividad de fenómenos extraños en el Lago Ness.